Comer plátano es sencillo, producirlo es muy complejo


Santo Dominicana—La situación del banano se ha agravado debido a deudas gubernamentales por compensaciones por daños causados ​​por fenómenos atmosféricos y la presencia de un ácaro.

Cuando Jérémie Martin, de 26 años, se sienta temprano en la mañana en su mesa en Marsella, Francia, para desayunar, nunca le falta un plátano, que come a diario para cubrir las necesidades de potasio, carbohidratos y grasas de su cuerpo. Lo hace de forma muy sencilla: pela la fruta y la disfruta.

No ha tomado conciencia de las complejidades que enfrenta el productor para producirlo, ni le preocupa la posibilidad de que pronto el plátano, que ahora se importa de República Dominicana, cambie de origen debido al deterioro de la competitividad de los productores locales. producción, un cambio que, de producirse, se sentirá en el paladar.

El problema del plátano, como ocurre con otras frutas, es que los consumidores exigen precios cada vez más bajos, pero los costos aumentan. En el caso de República Dominicana, la situación se ha agravado por las deudas pendientes del Gobierno por indemnizaciones por daños causados ​​por fenómenos atmosféricos y la presencia de un ácaro, que no ha atacado a otros países competidores en la medida en que lo ha hecho en el República Dominicana, lo cual se atribuye a las condiciones climáticas del país.

El presidente Luis Abinader acaba de crear, mediante decreto número 62-24, la Comisión Dominicana del Plátano (Codoplátano) como una comisión interministerial, que apoyará de manera conjunta al sector agrícola dedicado a la producción y comercialización de plátano.

La comisión también asesorará al Presidente en el desarrollo de políticas públicas para promover su cultivo, producción, comercialización, procesamiento y exportación.

Esperemos que, teniendo en cuenta la importancia de este producto como generador de divisas y empleos, esta comisión proponga soluciones integrales que reviertan el mal momento que atraviesa la producción de esta fruta y que las medidas propuestas se implementen.

Se estima que las exportaciones totales de banano ascendieron a 62,99 millones de cajas de banano en 2023, mientras que en 2022 sumaron 63,99 millones de cajas, para una disminución de sólo 0,26 por ciento.

Las exportaciones dominicanas de banano están por debajo de los 200 contenedores semanales, experimentando una disminución de más del 50%.

La conclusión a la que llevan estas cifras es sencilla: otros competidores del mercado se están comiendo nuestros dulces.



Source link

Share:

Leave A Reply

Related Posts

Translate »